viernes, 16 de junio de 2017

Fascial Fitness: Remodelar el tejido fascial a través del movimiento


Si leíste el artículo "El sistema fascial. Envueltos y conectados por un tejido vivo, altamente adaptable y con mucha movilidad", recordarás que la fascia es una estructura de tejido conectivo fibroso muy resistente, que se extiende por todo el cuerpo, como una red tridimensional, conectando y envolviendo todas las estructuras corporales, y a la vez, separándolas entre sí, que cumple funciones muy importantes, en la biomecánica y metabolismo corporal, que está poblada de receptores y terminaciones nerviosas, y por lo tanto, es sensible al movimiento y estimulable a través del mismo. Hoy voy a contarte como podemos y debemos entrenarlo, a través del movimiento, para fortalecerlo y mejorar su remodelación.

Desde que en el año 2007, investigadores como Tom Myers, Robert Schleip, Divo Müller y Wilbour Kelsick, presentaran en el primer Congreso de Investigación Fascial internacional, sus hallazgos sobre la importancia de la fascia,  para el movimiento del ser humano, empieza a hablarse de un tejido vivo, altamente adaptable, y con mucha movilidad, que puede ser estimulado específicamente con ejercicios activos, con un objetivo muy claro, remodelar el tejido fascial a través del movimiento. y convertirlo en un tejido conectivo, elástico, resistente y flexible.

Esta evidencia de que la fascia es más que un recubrimiento muscular, lleva a profesionales de la salud y el movimiento, a desarrollar  la idea de "entrenar las fascias". ¿Por qué no tener en cuenta este tejido, habiendo quedado demostrado, que la fascia se adapta y cambia su arquitectura en función de las demandas a las que se le somete. Que está viva y tiene gran influencia en la transmisión de fuerzas en nuestros músculos y articulaciones, en nuestros movimientos, en nuestra postura, nuestra propiocepción y nuestra sensación de dolor?