viernes, 13 de enero de 2017

El método Pilates: Una forma de vida para conseguir "el bienestar"


Bienestar: "Estado de la persona cuyas condiciones físicas y mentales le proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad"


Os he contado en numerosas ocasiones cuales son los beneficios que nos aporta la practica del método pilates,  sus efectos sobre la salud, la postura, la mente;  como mejora la calidad de vida de personas de diferentes edades; mayores, niños... y/o con distintas necesidades; embarazadas, con hernias discales, escoliosis... incluso, como puede mejorar el rendimiento deportivo. 

Muchas capacidades, que intervienen directamente y de manera muy positiva en nuestro "bienestar" mejoran significativamente, al utilizar el movimiento como medio para lograrlo. El método Pilates, mejora la capacidad respiratoria y cardiovascular, aumenta la fuerza, la flexibilidad y la movilidad articular, el equilibrio, la coordinación, la agilidad... todas ellas, capacidades necesarias para conseguir una armonía mente-cuerpo, que nos permita controlar nuestra actividad física desde la mente, convirtiendo de esta manera el ejercicio, en un medio para conseguir "bienestar". Pero para ello debe existir un cambio de actitud, una disciplina, una constancia, que permita, que los logros anteriores se vayan consolidando. 

El objetivo principal de Joseph Pilates, era alcanzar a través de su método, "el logro y mantenimiento de un cuerpo desarrollado uniformemente, con una mente sana, completamente capaz de ejecutar con naturalidad, facilidad y éxito nuestras diversas tareas diarias, con ánimo y placer espontáneos".


"En general no le brindamos a nuestros cuerpos el cuidado que merece nuestro bienestar", sostenía.



¿Pero... en que consiste el “bienestar”?. Tal y como yo lo entiendo, es más que un estado. Es un modo de pensar , una forma de vida y  una forma de ser, que abarca múltiples facetas, todas igual de importantes, y amplia este "bienestar" a todos los aspectos de la persona. No se trata sólo de adquirir buenos hábitos con el ejercicio físico, sino de buscar el equilibrio cuerpo-mente, es decir el bienestar físico, psíquico y emocional.


Mediante la práctica de Pilates, aprendemos a construirnos una sólida base para adquirir los hábitos necesarios, que potencien todas estas capacidades para que nos conduzcan hacia ese bienestar.

No sólo mejoramos aspectos físicos, sino que vamos mas allá, educamos nuestros hábitos para que sean sanos, para que haya una armonía física, psíquica y emocional, coordinando el trabajo físico con el psicológico, de forma amena y sin generar estrés.

El método Pilates educa la conciencia corporal, proporcionándote, las herramientas necesarias para la comprensión y control del cuerpo. enseñandote a utilizararlas en tu día a día.

Te da una visión renovada acerca de los detalles del día, de como te sientas, te mueves, o caminas, ya que aprendes a reeducar los gestos para que sean mas funcionales.

Descubres que existe algo que puedes hacer para transformarte física y mentalmente, y lo más importante, que eres tu, quien realizará ese cambio positivo, lo que conlleva una gran satisfacción personal y mayor confianza en tí mismo.

Supone un reto constante, Sientes la necesidad de mejorar y progresar hasta donde puedas y lo mejor que puedas, fomentando capacidades como la habilidad y el deseo de crecer como persona. 

Nos volvemos más perceptivos e intuitivos, lo que sin duda nos ayuda a entender mejor, no sólo nuestro cuerpo, sino cualquier situación de nuestra vida y nuestro entorno.

Aprendemos a gestionar y dar valor a nuestro tiempo libre,  a aparcar durante un tiempo, las preocupaciones y quehaceres diarios que provocan uno de los peores enemigos para nuestra salud: el estrés, y te das cuenta de la importancia que tiene dedicarte "tus momentos".

Aprendemos a reducir al máximo el gasto y trabajo físico en cualquier gesto, cambiando la forma en que nos relacionamos con nuestro cuerpo y afrontamos la vida. "Menos es más"

Paciencia, Perseverancia y Constancia, pasan a formar parte de tu vida y te acompañaran en cualquier camino o proyecto que emprendas.

El equilibrio entre cuerpo y mente, que conseguimos con la práctica asidua de pilates, nos ayudará a ser más perceptivos emocionalmente, a tener las ideas claras, a ser capaces de asumir retos, a ser mas intuitivos y a desarrollar todo nuestro potencial. Nos sentiremos en forma y a gusto con nuestro cuerpo y nuestra mente, lo que se traducirá en un completo "bienestar"
 
Cada día, pregúntate a ti mismo , ¿he tomado medidas para mejorar mi bienestar"?