martes, 13 de diciembre de 2016

Pilates en el Sindrome de Dowm

Fuente: Movimiento Down



En memoria de mi querida hermana...

El Síndrome de Down, también conocido como "Trisomía 21", consiste en una anomalía congénita, causada por la presencia de una copia extra del cromosoma 21, conteniendo éste par, un cromosoma más. Como consecuencia de esta trisomía, las personas con Síndrome de Down, poseen un total de 47 cromosomas en lugar de 46. Esta copia extra de cromosomas, produce una alteración en el desarrollo normal del cuerpo y el cerebro, ocasionando problemas físicos y mentales, que pueden ir de leves a graves, y suelen producir algunas características comunes. 

Muchas de estas características, pueden verse significativamente mejoradas, con la práctica del método Pilates, que aportará grandes beneficios, no sólo en el plano físico, sino también en su desarrollo intelectual, social y emocional.


Cardiopatías congénitas y dificultades para respirar. por lo que tienden a hacerlo por la boca, dificultando las respiraciones profundas y amplias, lo que aumenta las posibilidades de padecer enfermedades cardiorespiratorias.

La respiración utilizada durante los ejercicios desarrollados por Pilates, es una herramienta muy beneficiosa para mejorar estos problemas. Recordemos que una de las finalidades principales al desarrollar su método, era lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación, y aumentar la capacidad respiratoria, expulsando el aire viciado del organismo, para reabastecerlo de aire fresco, revitalizando todo el sistema respiratorio. Pero los efectos de la "respiración pilates" van más allá de oxigenar la sangre. Con una buena respiración, profunda y asociada al movimiento, podemos flexibilizar los ligamentos y articulaciones de la caja torácica, incrementando su capacidad extensible, y ejercitar la musculatura respiratoria, tanto profunda, como superficial, además del diafragma. Por otro lado, la mayoría de los ejercicios de Pilates, se realizan en decúbito y con miembros en elevación, lo que facilita el drenaje venoso y  linfático, y activa la circulación, obteniendo como resultado, la mejora de la función cardiorespiratoria.


Problemas musculo-esqueléticos. Debido a su hipotonía muscular, laxitud de ligamentos, y extremidades más cortas, las personas con síndrome de Down, suelen desarrollar patrones de movimiento compensatorios, que en muchos casos terminan en problemas funcionales. Su debilidad muscular y ligamentosa, hacen menos estables  sus piernas, por eso caminan,  con los pies muy separados, rotados hacia fuera, y las rodillas rígidas, compensándolo con una inclinación posterior de la pelvis. La falta de tono en su musculatura abdominal, la compensan, curvando el tronco y la cabeza sobre los hombros, adoptando una posición cifótica, muchas veces agravada por la forma en que tienden a sentarse, que puede dificultar aún más su capacidad respiratoria.

El trabajo desde el powerhouse, es uno de los principios y objetivos principales de Pilates. La activación del transverso del abdomen, el diafragma, múltífidos y músculos del suelo pélvico, al realizar los ejercicios, contribuye a la estabilidad de la región lumbo-pélvica, por lo tanto, cuando fortalecemos esta área, también mejoran de forma notable  la alineación postural y funcional de la columna hacia su posición natural, haciendo los movimientos más seguros, restringiendo los patrones de movimiento compensatorios y corrigiendo los ya adquiridos.


Por lo general, las personas con síndrome de Down presentan problemas de memoria, concentración y una mayor dificultad para mantener una atención sostenida. En este sentido, el método Pilates, les ayudará a fomentar la capacidad de concentración. 

La realización de los ejercicios requiere la máxima atención a cada uno de los movimientos que se están haciendo, y para ello resulta fundamental, concentrarse en una parte del cuerpo, controlar la respiración y realizar los movimientos de forma lenta y precisa. Cada ejercicio que se proponga, aunque sea básico, supondrá un gran reto, que va a mejorar, el déficit de atención y la coordinación motora, aumentando su autoestima.
La utilización de imágenes como ayuda para tomar conciencia corporal, mejora la imaginación y la intuición. y consigue que el cerebro trabaje de manera equilibrada, ayudando a la activación y funcionamiento tanto del hemisferio cerebral derecho, que desarrolla la intuición, como del izquierdo dedicado a los desarrollos mas analíticos y racionales, lo que sin duda, ayuda a entender mejor, no sólo nuestro cuerpo, sino cualquier situación de nuestra vida y nuestro entorno.

Aumentar y mejorar la fuerza muscular y la flexibilidad, la capacidad respiratoria, favorecer la corrección de la postura y del equilibrio, o reducir al mínimo los patrones compensatorios del movimiento adquiridos, son beneficios que pueden mejorar considerablemente la calidad de vida de una persona con síndrome de Down. Pero los beneficios en cuanto al estado de ánimo también son muy favorables.

Les aporta diversión y les mantiene motivados.Ya que a menudo se distraen con facilidad, las actividades dinámicas, y mucho más en equipo, despiertan la atención y la destreza aumentando la concienciación de su potencial, la autoestima y el interés por adquirir y mantener otros hábitos saludables de vida, aprendiendo a modificar costumbres inadecuadas. Trabajar estos aspectos, puede jugar un papel importante en ayudarles a conseguir una aceptable autonomía para desenvolverse en la vida diaria, mejorando sus habilidades sociales, físicas, funcionales e intelectuales, y contribuyendo así a su integración en la vida social.

Cierro el post de hoy, con un fragmento (traducido literalmente por google),  de una entrevista realizada a Priscilla Mezquita, licenciada en Educación Física y  profesora de Pilates. Ella es la que ilustra la entrada y en el enlace que tienes debajo de su fotografía puedes leer la entrevista al completo. Merece la pena..

"Me encanta el movimiento. Estaba muy animado y me di cuenta de lo mi movimiento fue importante para mi desarrollo motor y cognitivo. Caminé más rápido y comenzó a tener mucha disciplina en todo lo que hago. Elegí ser un curso de educación física que ayuda a las personas en sus actividades de la vida diaria. Me gusta ayudar a la gente a caminar mejor, aliviar un dolor que están sintiendo ... Y me encanta ver a la gente feliz en mi clases de zumba, baile y fitball "