jueves, 17 de septiembre de 2015

Pilates, el gran aliado de tus entrenamientos de basket


Desde hace varios años, el Método pilates, se ha incorporado como parte del entrenamiento de muchos deportes.  Nadadores , golfistas, futbolistas, bailarines de élite, jugadores de baloncesto, ciclistas, tenistas, corredores... lo practican , tanto para potenciar la mejora de su rendimiento, como para prevenir lesiones. Los beneficios que un entrenamiento de Pilates ofrece, lo convierte en un método idóneo para todo tipo de deportistas en período de entrenamiento.

Aprovechando que nuestra selección de baloncesto, esta en la final del Eurobasket 2015, ¡¡¡felicidades chicos os lo mereceis!!!, vamos a hablar concretamente de algunos aspectos de este deporte, que mejoran notablemente con la practica del método Pilates,

Analizando la postura del jugador de baloncesto y los movimientos que realiza durante el juego, se me ocurren algunas buenas razones para incluir el método Pilates como parte de los entrenamientos de este deporte de "altura"-


Mejora de la condición física y el rendimiento

El basket, genera un gran desgaste físico, viendo un partido, sobran las explicaciones. Durante los 40 minutos de juego efectivos, un jugador de baloncesto, debe estar en la cancha en constante movimiento, cambios de ritmo constantes y ataque - defensa por parte de todos los jugadores.

El método Pilates  permite desarrollar un estado de condición física  general que no puede ser alcanzado con la práctica de un único deporte. Mediante el fortalecimiento del power house, aumenta el control desde el centro, básico para todos los movimientos que el cuerpo realiza. Debido a su énfasis en la respiración, aumenta el consumo de oxígeno del cuerpo y se desarrolla la resistencia, aumentando en consecuencia el rendimiento del jugador.

Aumento de la conciencia corporal

Observa la postura de un jugador de basket en la cancha. Piernas separadas al ancho de sus hombros, pies paralelos con el peso del cuerpo repartido entre ambos, tronco erguido y brazos y manos por encima de la cadera, listas para la acción. ¿Fácil?

Los ejercicios del método Pilates deben ser realizados con control y concentración, lo que te hace estar más atento a  los movimientos del cuerpo. A través del fortalecimiento del power house permite el control desde los músculos abdominales, de todos los movimientos, lo cual es básico para la sustentación de la postura y el desarrollo de la potencia, manteniendo el equilibrio, la estabilidad, y mejorando la coordinación durante el movimiento. Poniendo en práctica estos principios mientras se realiza algún deporte, se desarrolla una conciencia corporal que facilita un mayor rendimiento deportivo.

Mayor equilibrio muscular=menor riesgo de lesiones

En baloncesto,  las zonas del cuerpo que más sufren son músculos y articulaciones. Sometidos constantemente a cambios muy bruscos, de estático a carrera de velocidad, saltos, cambios de dirección, paradas....

Algunos deportes desarrollan únicamente ciertos músculos al trabajar de forma asimétrica. De este modo unos músculos se potencian y otros se inhiben debilitándose. La consecuencia de este desequilibrio es, generalmente, que se provoque una lesión e incluso en ocasiones disfunciones articulares.

El equilibrio muscular está determinado por la relación entre tono o fuerza y la longitud de los músculos que rodean una articulación. Entre aquellos que estabilizan y los que son responsables del movimiento. 

El método Pilates construye una base que va desde dentro hacia fuera. Esto significa que desarrolla la fuerza en el centro "la fuente de energía" para enviarla después hacia las extremidades. Se trabaja toda la  musculatura simultáneamente, pero cambiando constantemente de movimientos.  Se tonifican unos músculos (estabilizadores) a la vez que se flexibilizan otros (movilizadores) lo que ayuda a desarrollar la estabilidad y el equilibrio muscular. Los elementos articulares reestablecen su función al no estar sometidos a fuerzas y tensiones externas, por lo que se recupera la movilidad articular normal, aquella que no produce lesión. Incluir Pilates como complemento del entrenamiento deportivo es una garantía de un desarrollo muscular equilibrado, de unos.músculos fuertes, largos y flexibles. ejercitándose todos a una, en equipo, por parejas, para lograr movimientos fluidos, aumentando la resistencia y disminuyendo el riesgo de lesiones.


Favorece una correcta alineación postural

La estructura ósea de un jugador de basket, algunos con  mas de 2 metros de altura y  un peso por encima de los 100 kg,  debe soportar, giros, impactos, saltos, arrancadas, paradas, flexiones... imagínate lo que asume su columna vertebral al tener que trabajar en todas esas posiciones luchando contra la fuerza de la gravedad.

La columna debe estar colocada de la manera más eficiente, mecánicamente hablando, para mantener una postura libre de tensiones, en la que el posicionamiento es centrado y relajado para todas las articulaciones del cuerpo. De esta manera, los músculos se relajan y las articulaciones funcionan correctamente con el menor desgaste posible, lo que contribuye a realizar cualquier movimiento con precisión. 

El trabajo desde el powerhouse que se realiza con el método Pilates,  facilita la alineación postural y funcional de la columna hacia su posición natural, haciendo los movimientos más seguros. Al fortalecer el centro, la estructura ósea, suele ser capaz de sostener mejor el resto del cuerpo, que está más preparado para moverse.

Mantener la correcta alineación de la columna,  previene su fijación en todas las posiciones, reduciendo el estrés de todas las partes conectadas con la misma, incluidas articulaciones, tendones y ligamentos. Los músculos se relajan y las articulaciones funcionan correctamente alineadas con el menor desgaste posible, haciendo los movimientos más precisos. Incluir Pilates, como parte del entramiento, aumentará el equilibrio y estabilización al girar, flexionar, saltar, levantar.... movimientos específicos de este deporte, que son clave para mejorar su juego. 




Agilidad de movimientos
La agilidad es otra de las características clave en un jugador de baloncesto. Para ser capaz de corregir constante y rápidamente la posición del cuerpo en función de las circunstancias, se necesita ser ágil y preciso en los movimientos. 

Dos de los principios básicos del método Pilates son, la precisión y fluidez de movimientos. Una de las habilidades que se adquieren al practicarlo, es la manera de moverse sin generar tensiones indebidas en zonas del cuerpo que no se están ejercitando. Aprendes a realizar movimientos precisos donde la agilidad predomina sobre la velocidad, sustituyendo los movimientos rápidos y bruscos por movimientos fluidos y precisos. Esta hablidad, sumado a una mejor respiración, ayudará mucho  a la hora de tener rapidez de movimientos.


Fortalece cuerpo y mente

Un jugador de basket, debe estar en la cancha totalmente concentrado en su juego y en las instrucciones que pueda recibir de su entrenador. siempre dispuesto a la acción rápida y decidida, tanto en ataque como en defensa. Agresividad y concentración, dos características fundamentales de cualquier jugador de baloncesto, que producen tensión no sólo en sus músculos, sino también en su cerebro. Por lo que el entrenamiento de la mente, es tan importante como el del cuerpo

La práctica del método Pilates, no solo tiene efectos beneficiosos sobre el cuerpo, sino también sobre la mente. 

Uno de ellos, es que aumenta notablemente la capacidad de concentración y la coordinación. Tener que prestar la máxima atención durante una hora a cada uno de los movimientos que se hacen, pensar en aquellos músculos en los que nos vamos a centrar en cada momento, a veces esforzándote por aislar uno o dos músculos, y otras veces, en coordinar multitud de ellos para que trabajen al mismo tiempocon la respiración correcta, de una manera lenta y controlada, pero con la suficiente fluidez y precisión... requiere de una gran concentración, consiguiendo conectar cuerpo y mente para que trabajen como uno sólo, de manera uniforme.

Practicar Pilates y hacerlo bien supone un reto constante, por lo que también aumenta nuestra autoestima. Mejora la imaginación y la intuición, al utilizar imágenes como ayuda, para tomar conciencia corporal y visualizar el desarrollo correcto de los ejercicios 

Nos volvemos más perceptivos e intuitivos, lo que sin duda nos ayudará a entender mejor, no sólo nuestro cuerpo, sino cualquier situación de nuestra vida y nuestro entorno. Entrenando con Pilates, no sólo estarás más preparado físicamente para el baloncesto, también fortalecerás tu enfoque mental.

Por todas estas razones, si eres jugador de basket, tanto profesional como aficionado, Pilates es un método seguro y efectivo para incluir como parte de tus entrenamientos. Te aportará los beneficios de los estiramientos, la fuerza y el control, mantiendo un correcto equilibrio muscular, una correcta alineación de la columna vertebral, así como una buena posición corporal, respetando la biomecánica del movimiento, mediante ejercicios controlados por la respiración que permiten encontrar un equilibrio entre la mente y el cuerpo.

...¿¿Necesitas mas razones??....


Post relacionados: