jueves, 11 de junio de 2015

Y el sueño se hizo realidad...


Mi primer contacto con el método Pilates, hace ya más de 12 años, me cambió la vida. Al terminar la primera clase, me sentí rebosante de energía y muy centrada. Con la práctica empece a notar que algo iba cambiado. Había desarrollado un sentido del equilibrio y una fuerza que no tenía antes, sentía que controlaba mi interior y todas las partes del cuerpo, y que podía moverlo de la forma que yo deseaba. Mi cuerpo se fortalecía y  las molestias de espalda desaparecieron, también mi mente estaba mucho mas centrada y relajada. Continúe practicándolo durante cinco años, dos veces por semana, y cada vez me sentía mejor y más enganchada al método.

Tuve la enorme suerte de conocerlo de la mano de un gran profesional, bailarin y coreógrafo durante más de diez años, al que le apasionaba su trabajo y así lo transmitía en todas y cada una de las clases, de tal forma que terminó contagiándome esa pasión y entusiasmo por el método Pilates. Con el tiempo empezó a insistir en que me formase como profesora, para que toda esa pasión por Pilates que el veía en mí, no quedara desaprovechada, y pudiera transmitirla a otras personas. Así que empece a profundizar más en el mundo de Pilates y del conocimiento del cuerpo, hasta que finalmente decidí formarme profesionalmente en una escuela, donde me titulé, en el año 2008 como instructora de Pilates, diplomándome, un año después en Quiromasaje. Y ahí comenzó mi sueño...

Tras dos años de formación, empecé a pensar en montar mi propio centro, algo humilde, sin grandes pretensiones, donde poder desarrollar esa profesión que me apasiona. Algunos me tacharon de "loca", no olvidemos que en el año 2011, cuando se abrió el estudio, la crisis estaba en todo su apogeo, y otros, no sólo confiaron en mi proyecto, sino que me apoyaron y me ayudaron a llevarlo a cabo. Siempre estaré agradecida a mi pareja, a mi madre y a mi hijo por confiar en mí y darme ese empujón que necesitaba para convertir mi sueño en realidad..... El Estudio de Pilates Marisa Rodriguez abrió sus puertas en junio de 2011.

Hoy, cuatro años después, y tras superar muchos obstáculos, que no os voy a contar porque necesitaria otra entrada y además os aburriría, sigo en la brecha, luchando con la misma ilusión con la que comencé, salvando como puedo todas las dificultades que en este pais supone ser autónomo, en continua formación para seguir creciendo profesionalmente, y poder dar lo mejor de Pilates y todo lo relacionado con la salud, el bienestar y el movimiento eficiente, a esas personas que acuden al centro con la esperanza de mejorar su calidad de vida, depositando su confianza en mi. Cuatro años después sigo trabajando día a día para que mi sueño nunca deje de ser una realidad.

Ahora mi meta es poder escribir otro post en el décimo aniversario de Estudio de Pilates Marisa Rodriguez.... 

...si ocurrió una vez, por qué no?