martes, 21 de octubre de 2014

La "hiperlordosis lumbar" y el método Pilates


La semana pasada hablabamos de una patología postural, ocasionada por el aumento de la curvatura lumbar, de sus causas y los cambios que provoca en nuestra postura. Pero hoy quiero extenderme un poquito más en el tema, para hablaros de sus efectos y de como el método Pilates puede ayudarnos a corregir y mejorar la hiperlordosis lumbar.


Efectos de la hiperlordosis lumbar en la columna vertebral

Como ya os conté, se trata de un aumento de la curvatura lumbar, bien sea por una pelvis en anteversión, un sacro horizontalizado, una antepulsión del sacro o una combinación de ambos. Esta posición mantenida en anteversión, lleva a la retracción (acortamiento) de los ligamentos anteriores de la cadera y de sus músculos flexores (psoas ilíaco y recto anterior del cuadriceps, sobre todo) y también de la masa común sacrolumbar,  produciendo en consecuencia molestias musculares. Por otro lado, la amplitud del movimiento vertebral aumenta, comprometiendo a las vértebras en  la extensión (las apófisis espinosas chocan entre ellas, sobre todo en L5) y a los músculos y fascias durante la flexión, provocando fatiga fascial y discal, lo que podría acabar favoreciendo las espondilólisis y las distensiones musculares lumbares, cuando se flexiona el tronco sin control.

En un principio, la anteversión de la pelvis y como consecuencia la hiperlordosis, no suelen ser problemas importantes, salvo que debamos permanecer mucho tiempo de pie o realizando actividades físicas que exijan mucho la extensión de la columna (por ejemplo un bailarín). Pero, cuando se convierte en "una actitud postural"  y se mantiene en el tiempo, puede tomar magnitud ya que esa hiperlordosis conllevará a su vez a una hipercifosis compensatoria (las curvaturas fisiológicas se ven alteradas: las lordosis, tienden a aumentar y las cifosis, pasan a ser una "hipercifosis patológica").
compresión vertebral
acortamiento muscular

Como puede ayudarme el método Pilates

La práctica del método Pilates, mejora de forma notable esta patología postural. Existe todo un repertorio de ejercicios que consiguen flexibilizar las estructuras más rígidas que provocan la hiperlordosis (masa común sacrolumbar y las fascias anexas, psoas ilíaco y recto anterior del cuadriceps), para conseguir un efecto estabilizador de la pelvis, y el fotalecimiento del control central. facilitando la transición hacia una pelvis neutra, "automatizando".  la postura correcta en las actividades diarias,

Una vez hemos conseguido flexibilizar las tensiones, empezaremos a incluir ejercicios para colocar la pelvis neutra, (basculación de la pelvis, pelvic curl, half roll down, spine stretch, gato) y a fortalecer tanto la musculatura postural como dinámica, mediante ejercicios que permitan una secuencia correctiva de la hiperlordosis (dead bug, side kick, one leg circle, double leg circle...)


"En Pilates encontrarás un gran aliado para el tratamiento rehabilitador, funcional o correctivo de los problemas posturales"

Fuente: Pilates Terapeutico para la rehabilitacion del aparato locomotor. Dr. Juan Bosco