viernes, 11 de julio de 2014

Trivial Pilatero: Anatomía: Músculo más profundo del abdomen que envuelve el cuerpo como un corsé



Respuesta: Transverso del abdomen



Son varios los músculos que forman la pared abdominal, pero el más profundo es el transverso del abdomen. Sus inserciones. desde  las apófisis transversas lumbares hasta la línea alba, la dirección de sus fibras musculares transversales que se extienden en sentido horizontal entre la pelvis y el tórax, y la amplitud de su aponeurosis, le dan ese aspecto de faja o corsé que envuelve al cuerpo rodeando toda la zona abdominal y lumbar. Puedes sentirlo perfectamente al soplar fuertemente, al estornudar o al toser, a los lados de la zona de la cintura.

Su función principal es estabilizar y proteger la columna lumbar. Podríamos decir que es como nuestro músculo "guardián" que se activa justo antes del movimiento de los miembros para estabilizar el tronco y evitar desplazamientos innecesarios de la columna, que pueden ocasionar irritaciones de las articulaciones vertebrales, especialmente las lumbares, que no están diseñadas para la rotación y sufren con los movimientos de la pelvis y los miembros inferiores, al caminar, al levantar un peso, subiendo escaleras, etc.
Cuando se contrae activamente provoca un estrechamiento de la circunferencia abdominal, reduciendo el "talle" como una "faja natural" que sujetará la columna lumbar y la pelvis protegiendo la zona abdominal y lumbar, tan propensa a generar lesiones y nos dará soporte en todas aquellas acciones que necesitemos desarrollar haciendo los movimientos más seguros.

Aunque es un músculo principalmente estabilizador del tronco, además actúa comprimiendo las vísceras de la zona del abdomen y como músculo exhalador. Su contracción también evita que al toser, estornudar, reir o hacer grandes esfuerzos, la presión abdominal aumente demasiado. Este músculo constituye una faja que recubre todas las vísceras y permite mantener el correcto funcionamiento intestinal.

El método Pilates es uno de los más eficaces para "entrenar" el transverso. "Está demostrado que este músculo contribuye a la estabilización de la columna y asiste a otros grupos musculares en su transferencia de fuerzas a través de la columna" (Dr. Juan Bosco Calvo). Se activa automáticamente en acciones reflejas como toser o reír, pero el resto del día tiende a relajarse, ya que no trabaja en absoluto en posiciones sedentarias (sentado o quieto), cada vez más habituales en los empleos actuales, lo que hace que se atrofie, no cumpliendo bien su función. Cuando el transverso es débil, tendemos a compensar su trabajo con los músculos recto del abdomen y oblicuos, aumentando la presión abdominal hacia el suelo pélvico, lo que va a provocar una relajación del mismo y en consecuencia una pérdida de tono y flexibilidad de su musculatura. No olvidemos que la patología del suelo pélvico supone un serio condicionante en la calidad de vida (problemas de incontinencia urinaria, prolapso, hemorroides, etc...). Es fácil observar, si contraemos el suelo pélvico de forma voluntaria, como se contrae a la vez la musculatura profunda del abdomen y viceversa, ya que son musculaturas que trabajan en sinergia.

Como hemos visto es un músculo que debería contraerse de forma involuntaria al movernos, toser, reirnos, hacer grandes esfuerzos, etc., pero también es bueno aprender a contraerlo voluntariamente para "entrenarlo" y de esta forma, acabe haciéndolo de forma involuntaria, cumpliendo su función de una manera natural, como tiene que ser. "Las personas entrenadas en Pilates pueden contraer el transverso del abdomen y mantener mejor el control lumbopélvico" (Dr. Juan Bosco Calvo), pero de esto hablaremos en otra entrada sobre como trabajar correctamente el transverso abdominal.

Por todo ello y para concluir, podríamos decir que el Transverso Abdominal cumple una función fundamental como “Faja Natural” que sujeta los órganos internos, permite una buena posición corporal y protege la columna vertebral.

Mantenlo en forma!!!