jueves, 27 de marzo de 2014

Stretching Global Activo: Las posturas de corrección

El SGA (Stretching Global Activo) está basado en las cuatro familias de posturas que se emplean en la RPG (Reeducación Postural Global) y que derivan lógicamente de los diferentes problemas de retracción de las diferentes cadenas musculares del cuerpo.


Las familias de posturas se clasifican en función de la apertura o cierre del ángulo coxo-femoral (articulación de la cadera y de la apertura o cierre de brazos. En el seno de cada una de estas familias disponemos, además, de la posibilidad de realizarlas en descarga (decúbito) o en carga (sentado o de pie).


Las primeras están especialmente indicadas en casos de dolor, de fragilidad o de patología articular, mientras que las segundas, todavía mas eficaces a nivel muscular están especialmente adaptadas a los problemas de los deportistas. Las posturas en apertura de ángulo coxo-femoral son las utilizadas para estirar la cadena anterior, mientras que las posturas en cierre de ángulo son indicadas para estirar la cadena posterior. Todas las posturas insisten sobre la flexibilización de los musculos inspiratorios


La elección de las posturas a realizar se debe hacer de forma individualizada en función de la morfología y necesidades de cada persona, que el profesional formado en SGA deberá evaluar convenientemente, realizando una lectura corporal y de equilibrio estático para analizar las retracciones musculares de cada persona. La indicación de una u otra postura dependerá de la localización de esas retracciones, de su morfotipo y de sus hábitos y actividades. Si bien es cierto que en ocasiones, diferentes estados de rigidez, impotencias o dolores pueden afectar a una misma persona, en cuyo caso nos veremos obligados a emplear diversas posturas y en particular, aquellas que corrijan las dos grandes cadenas anterior y posterior.


En la realización de cada postura existe todo un protocolo acerca de la forma de comenzar, progresar y terminar. Una vez elegida, colocaremos los puntos básicos de inicio de la postura y poco a poco iremos progresando de forma activa, manteniéndola, avanzando en su evolución en posiciones cada vez más excéntricas manteniendo una respiración profunda y relajada y realizando ligeras contracciones destinadas a relajar el exceso de tono de las zonas más retraídas. El ritmo debe ser lento, ya que los movimientos rápidos crean compensaciones inmediatas, cuanto más tiempo dure la evolución de la postura, más eficaz será el estiramiento.

Por último y muy importante: Si durante la postura aparecen molestias, deben intentar aliviarse a través de la relajación y el dominio de la respiración, si no desaparecen debemos parar inmediatamente en la progresión.
Fuente imágenes: Stretching Global Activo. Ph.E.Souchard