lunes, 10 de febrero de 2014

Ejercicios de gateo recomendados para la escoliosis

Los ejercicios que veremos a continuación fueron diseñados por el cirujano alemán Rudolf Klapp para el tratamiento de la escoliosis. Para ello se basó en su observación de los animales. Mantenía que los cuadrúpedos, entre los que inicialmente se encontraba el hombre, no tenían jamás problemas de columna en su plano frontal, ya que las desviaciones laterales estando a cuatro patas eran casi nulas. Por ello su método se basa en la colocación del paciente en posición de gateo y el desarrollo posterior de una serie de ejercicios y posturas de trabajo en descarga de la columna vertebral, dado que esta posición proporciona ventajas útiles, tales como la eliminación de la gravedad y una mayor estabilidad, siendo por tanto más fácil corregir la curva escoliótica.

Así Klapp coloca al paciente a 4 patas (en posición de gateo) dejando la columna suspendida de 4 puntos de apoyo como si de una hamaca se tratara. Las posiciones de gateo son 4 que varían en función del segmento vertebral que queramos movilizar.

Para ello Klapp utiliza seis posiciones que pueden adoptarse en cifosis en lordosis. A estas posiciones iniciales se asocian dos tipos de ejercicios, la deambulación y los estiramientos.
Hoy veremos los ejercicios de deambulación y dejaremos los estiramientos para otra entrada. Se emplean tres formas de desplazamiento:

Deambulación opuesta: se utiliza en el caso de escoliosis en C. Se realiza con brazos y piernas opuestos. Avanzamos la mano describiendo un semicírculo, la rodilla se coloca interiormente de la mano que no desplazo. Las rodillas resbalan, no se deben levantar, los brazos extendidos. La cabeza sigue la línea media del cuerpo.


Deambulación en ambladura: aconsejada para escoliosis en S. Se realiza una marcha homolateral avanzando la misma mano y pierna, dejandolas resbalar por el suelo igual en la marcha anterior. Esta posición está fundamentada en que al mantener la columna horizontal se elimina la acción deformante que la gravedad produce en ella.

Deambulación homóloga: Se hace avanzar los dos miembro superiores y tras ellos los dos inferiores (resbalando). Se intenta así corregir las deformidades en el plano lateral, como suelen ser la hipercifosis dorsal e hiperlordosis lumbar (íntimamente relacionadas).

La finalidad de estos ejercicios en cuatro apoyos es la movilización de la columna, ablandarla en todos los sentidos y direcciones. Después del aprendizaje de las posiciones y gestos que deben hacerse, los desplazamientos se realizan, forzando la amplitud. De este modo se obtiene a la vez un raquis elástico y musculado y efectos generales rápidos e intensos.

Post relacionados: