viernes, 17 de enero de 2014

SGA: Las cadenas musculares (I)




Os he hablado ya, en otras entradas, tanto del método Pilates, como de SGA, de los músculos dinámicos y estáticos, de su función y de la importancia de mantener un equilibrio entre ellos para evitar y prevenir acortamientos musculares, calambres, dolores, bloqueos articulares, deformaciones, contracturas... 

Hoy vamos a hablar de las dos grandes cadenas musculares a las que pertenecen nuestros músculos. La gran cadena maestra anterior y la gran cadena maestra posterior. Su disposición anatómica y la función de cada una de ellas, no se debe al azar, esta perfectamente definida y cualquier modificación anormal de una de estas cadenas provocará una alteración de la función a la que está destinada.

En la función estática intervienen dos grandes sistemas musculares: 

Una gran cadena de extensión posterior que nos mantiene en posición erecta contra la gravedad a partir de unos puntos fijos inferiores y a los principales músculos que la componen: tríceps, isquiotibiales, músculos profundos de los glúteos y espinales, entre otros, siendo los triceps y los espinales los más solicitados. Estos mismos músculos estáticos, asociados a diferentes grupos dinámicos, aseguran los movimientos gracias a su contracción, de lo que resulta lo que se denomina coordinación motriz.
La retracción de la gran cadena posterior da origen a una espalda plana además de proyectar el tórax hacia delante. Puede producir una excesiva curvatura cervical o lumbar, debido a los espinales, una pelvis demasiado vertical, rodillas separadas y pies huecos a causa de la retracción de los músculos posteriores del muslo y de la pierna.


La gran cadena estática anterior asegura ante todo la suspensión tomando como apoyo unos puntos fijos superiores. Los músculos que la componen son menos conocidos sobre todo los de la parte superior del cuerpo. Entre otros componen esta cadena, los escalenos e intercostales  que mantienen el tórax, el psoas, los abductores y los músculos anteriores de la pierna.


La retracción de la gran cadena maestra anterior provoca que la cabeza se incline hacia delante, que se curve la espalda y se junten los hombros. La falta de flexibilidad de los adductores tira de las rodillas hacia dentro y los pies parecen planos.
La retracción de la cadena inspiratoria eleva el tórax impidiéndole descender libremente con la consecuente limitación de la amplitud de los movimientos del diafragma. "Imagina una niña tímida con la espalda redondeada y la cabeza inclinada hacia delante, típica morfología de cadena anterior".


Según el Dr. Souchard, creador del Stretching Global Activo, anexadas a estas dos grandes cadenas musculares se encuentran otras que podríamos calificar de secundarias relacionadas con los miembros superiores e inferiores. Pero de estas hablaremos en otra entrada...

Post relacionados:
Las cadenas musculares II

Fuente:
Dr. Philippe E. Souchard