jueves, 9 de enero de 2014

SGA: ¿Estirar o fortalecer?

El equilibrio muscular está determinado por la relación entre el tono y la longitud de los músculos que tenemos en el cuerpo: los estáticos y los dinámicos. Durante las actividades diarias estos músculos actúan como estabilizadores o movilizadores. Los primeros necesitan ser estirados y los segundos necesitan estar tonificados. Además unos y otros se complementan y no actúan aisladamente. El típico error suele ser que por querer mejorar los dinámicos, empeoramos a los estáticos. Por ejemplo: los abdominales son dinámicos y necesitan ser trabajados con contracciones concéntricas, pero en muchas ocasiones los ejercicios elegidos para fortalecerlos perjudican a otros grupos de tipo estático: psoas, paravertebrales, musculatura anterior del cuello...



En contra de lo que habitualmente se tiende a pensar, muchos problemas y patologías, derivados, ya sea de hábitos posturales incorrectos o de una actividad física o profesional, se deben más a un exceso de ejercicio y tono muscular que a una carencia o debilidad. Y precisamente este exceso es el que nos indica la idoneidad de practicar las técnicas de estiramiento global, que nos van a permitir preparar mejor la musculatura, recuperar el tono adecuado y eliminar las tensiones innecesarias.

Los músculos estáticos, encargados de sujetar y mantener al cuerpo, son también los que frenan e inician los movimientos (los que nos permiten estan erguidos, los que suspenden la caja torácica, los brazos, etc.) 
Deben permacener en un estado constante de "tensión", se relajan con dificultad y su fisiopatología, es la hipertonía, la rigidez y el acortamiento. Esta musculatura pierde eficacia por un exceso de tono, por lo tanto tienen más una necesidad de estiramiento que de potenciación. 

Los músculos dinámicos se encargan de realizar los movimientos corporales. Su tendencia es a la relajación y la hipotonia (flacidez). Estos si que necesitan ser fortalecidos con ejercicios de potenciación, pero son mucho menos numerosos en el aparato locomotor que los estáticos.

La hipertonía de los estáticos unida al exceso de ejercicio físico y a la acción de la fuerza de la gravedad, puede hacer sufrir a las articulaciones y los discos intervetrables, por un estado excesivo de compresión.

Utilizando los estiramientos globales se devuelve la longitud al músculo estático y al tejido conjuntivo, recuperando la flexibilidad y la eficacia muscular  articular. La filosofia del Stretching Global Activo nos enseña a respetar esa bipolaridad, entre estáticos y dinámicos. Con las posturas se trabaja tanto con unos como con otros, teniendo en cuenta que necesitan una reeducación diferente. El  objetivo es conseguir la flexibilidad ideal, es decir, la que permite obtener la amplitud articular perfecta a todos los niveles y un desarrollo muscular sin rigidez evitando compensaciones.

"En el dominio muscular, ser global consiste en estirar al mismo tiempo todos los músculos de una misma cadena" Ph. E. Souchard

Post relacionados:
Stretching Global Activo (SGA)