martes, 5 de noviembre de 2013

Método Pilates: Siente el placer del movimiento



Os he hablado en otras ocasiones del movimiento en el método Pilates centrándome en los principios fundamentales: respiración, centralización, concentración, control, precisión y fuidez.  Pero tan importantes como estos principios, son las transiciones durante los ejercicios para conseguir la calidad del movimiento.

Sabemos ya que este método fue concebido para que aprendas a moverte de una forma natural, sin movimientos aislados o estáticos siguiendo el fluir natural del cuerpo, de este modo se logra combatir la rigidez y se sigue un ritmo natural y adecuado para conseguir la armonía de cuerpo y mente y desarrollar los movimientos con gracia y equilibrio. 

La agilidad predomina sobre la velocidad. Las secuencias del método forman una especie de coreografía perfectamente estudiada para que los movimientos realizados entre ejercicio y ejercicio contribuyan a imprimir la calidad del movimiento. Debes considerar cada intervalo entre los ejercicios como una oportunidad para mejorar todavía más la práctica. Tu calidad motriz aumentará al concentrarte en cómo fluye cada movimiento hasta convertirse en otro. 

Las transiciones deben ser muy sutiles. Debes pensar en una pieza de danza perfectamente coreografiada, concentrándote en que cada ejercicio se enlace con el siguiente con agilidad y fluidez, sin prisas. Pero, por favor, no seas demasiado crítico con tu trabajo, no te preocupes si haces algo mal, si cometes pequeños errores, no tardaras en mejorar. No te obsesiones. Siente el placer del movimiento. 

Cuando aprendas a moverte de una manera natural, sin limitarte a pasar de un ejercicio a otro, tendrás en tu poder todas las claves para imprimir calidad a este método y experimentar los grandes beneficios que ofrece. Cuando todo tu cuerpo trabaje en armonía, experimentaras el placer del movimiento y entonces serás capaz de ejecutar los ejercicios con gracilidad. 


"La Contrología está concebida para proporcionar una agilidad, una gracia natural y una destreza que se reflejarán de modo inconfundible en su manera de andar, de jugar y de trabajar."  Joseph Hubertus Pilates