miércoles, 9 de octubre de 2013

Método Pilates: Músculos agonista y antagonista.

Haré una explicación a grandes rasgos sobre esta clasificación, ya que creo que para practicar el método Pilates, es muy importante entender porque es necesario trabajar de manera uniforme el desarrollo muscular, para conseguir su finalidad, equilibrio.

Los músculos agonistas y antagonistas son los que intervienen en la realización de cualquier movimiento y reciben su nombre de acuerdo con su acción. 

Músculos agonistas o motores:
Son músculos que mediante su contracción,  de tipo isotónica concéntrica,  producen la fuerza necesaria para realizar un movimiento especifico. (por ejemplo una flexión del codo).

Músculos antagonistas:
Estos músculos actúan facilitando, controlando y regulando la acción del músculo agonista. Mientras el agonista realiza una contracción concéntrica el antagonista se distiende y realiza una contracción excéntrica. En otras palabras se tiene que relajar para que el agonista se contraiga.

Voy a poneros un ejemplo, si con un vaso en la mano hacemos el movimiento de acercarlo para beber el músculo agonista (biceps en este caso) realiza una contracción para que podamos acercarlo a la cara. Su antagonista (el triceps) también lo hace, produce una contracción excentrica ( estirándose ) para frenar el movimiento y que el vaso llegue lentamente hasta la boca. 

El balance entre relajación y tensión de ambos músculos lleva al equilibrio para evitar riesgos de lesiones.

Seguiremos hablando sobre  la importancia del equiibrio muscular en otras entradas. Os explicaré que son los músculos movilizadores  y estabilizadores y que función tienen. ¡Hasta la próxima pilater@s!