martes, 10 de septiembre de 2013

¡¡Cultiva la imaginacion con Pilates!!

El Método Pilates se basa en una filosofía de entrenamiento del cuerpo y la mente siendo un sistema de acondicionamiento físico muy completo donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda hasta la más periférica. Su objetivo consiste en lograr un control preciso del cuerpo de la forma más saludable y eficiente posible.
Durante la realización de los ejercicios es clave concentrase en el área del cuerpo que se está trabajando y poner atención en sentir la actividad que se está desarrollando. Se debe prestar máxima atención a cada uno de los movimientos que se están haciendo, pensar en cada paso que se dará y ser consciente de las interrelaciones entre los movimientos del cuerpo, es decir, hacer que la mente intervenga en cada movimiento. Para ello resulta fundamental estar concentrados en aquello que hacemos, visualizar los ejercicios, pensar en aquellos músculos en los que nos vamos a centrar en cada momento, a menudo esforzándote por aislar uno o dos músculos y otras veces en coordinar multitud de ellos para que trabajen al mismo tiempo. Así se consigue conectar el cuerpo y la mente y trabajarlo como un todo uniforme. Por ello, la atención debe ser máxima en todo momento, y el movimiento muy consciente y controlado.

Parte integral del método Pilates es el modo en que percibimos el ejercicio. Ésta es la razón de que la actitud y la visualización creativa sean tan importantes. Cada vez que realizamos una serie de ejercicios, es esencial que podamos visualizar lo que queremos conseguir. Trazarse una imagen mental no sólo hace más estimulante todo el proceso, sino que los efectos de cada ejercicio sean mucho más potentes. 

Durante la realización de los ejercicios es muy importante utilizar metáforas visuales para estimular el movimiento físico. Por ejemplo: sujeta pelotita con la barbilla para indicar la colocación correcta de la cervical, llevar escápulas a bolsillo para estabilización de las escápulas, visualiza tus costillas como un acordeón para realizar la respiración intercostal, ciñete el corsé para conectar el centro....

En el método Pilates utilizarás el ojo de la mente para estimular el movimiento físico. Visualizar es esencial si quieres realizar los ejercicios de una forma controlada y precisa y conseguir esa ansiada conexión entre cuerpo y mente.

¡Se creativo, VISUALIZA!