viernes, 31 de mayo de 2013

Los efectos del método Pilates sobre la estabilidad de la columna vertebral


Pilates es un programa de ejercicio que trabaja enormemente los músculos abdominales de una forma muy eficaz. Tiene la facultad de activar específicamente los músculos profundos de la región abdominal. Lo que Joseph Pilates denominó el cinturón de la fuerza. Esa zona que conecta el abdomen con la base de la columna y los glúteos.

Los músculos abdominales se entrecruzan en la parte frontal del cuerpo formando un corsé que actúa de sostén de la columna. La activación correcta de estos músculos estabiliza el tronco y el centro de gravedad con lo que ayuda al mantenimiento del equilibrio.

Este método  facilita la activación del transverso del abdomen, el diafragma, múltífidos y músculos del suelo pélvico. La incorporación de estos músculos al realizar los ejercicios contribuye a la estabilidad de la región lumbo-pélvica, por lo tanto cuando fortalecemos esta área, también mejoran de forma notable nuestra alineación y postura, podemos reducir o eliminar numerosos problemas asociados con el dolor crónico y mejorando por tanto nuestro estado de salud en general.

Las personas que entrenan con Pilates pueden contraer el transverso del abdomen de forma consciente y mantener un mejor control lumbopélvico que los que entrenan con ejercicios abdominales tradicionales. Gran parte de este método se basa en el descubrimiento del centro energético: un lugar de equilibrio con el que te sentirás mucho más conectado a media que realices y mejores la practica del método.

"Cuando la fuerza del centro energético puede apoyar la columna de forma adecuada, empezamos a alcanzar el equilibrio físico. J.H. Pilates"