miércoles, 29 de mayo de 2013

Autoestiramiento dorsal




Apoya las manos en una pared, repisa, barandilla... flexiona el tronco formando un ángulo de 90º con las piernas que deben estar abiertas al ancho de las caderas, empuja suavemente la pared y mantén la posición respirando. Puedes aumentar la dificultad del ejercicio si cruzas las manos, de manera que se estiren todavía mejor todos los músculos. Mantén el estiramiento durante 20-30 segundos.

Una variante del ejercicio para complicarlo aún más, es realizarlo sin apoyo ninguno, manteniendo las manos entrelazadas tirando ligeramente hacia delante manteniendo la espalda bien recta. 

En sólo 20 segundos aliviarás la tensión muscular de la espalda. Prueba y me cuentas!!

Post relacionados:
Dorsalgia y método Pilates