domingo, 21 de abril de 2013

Encuentra tu "posición neutra" con el método Pilates

Para encontrar la posicion neutra, es necesario conocer que existen dos formas de colocar la columna lumbar y la pelvis. Estas dos posiciones son la posición neutra y la posición imprint.




Este es un angulo lateral de una pelvis neutra. Como se puede apreciar existe una pequeña curvatura entre la columna y el suelo. Es importante tener en cuenta que este espacio será diferente en  cada persona.




Imagen de una pelvis imprint. Como se puede ver, la curvatura lumbar de esta persona ya no existe, se ha modificado completamente. 




Ahora hagamos unos ejercicios para localizar tu pelvis neutra. Los haremos en dos posiciones, tendido supino y bipedestación. ¿Estás listo para encontrar tu posición neutral?. Vamos allá...


Ejercicio de anteversión/retroversión pélvica (Pelvis neutra - pelvis imprint)


Tumbado de espaldas en el suelo con las piernas flexionadas al ancho de la caderas apoya las muñecas en las crestas ilíacas (los huesos que sobresalen de tu pelvis) y junta los dedos de una mano con los de la otra sobre el hueso púbico formando un triángulo. Debe estar en un plano nivelado. Ahora imagina un vaso de agua en equilibrio justo ahí. Empuja la parte inferior de la espalda (lumbar) hacia el suelo pegándola completamente hasta deshacer la curvatura natural. Ese movimiento tira de la pelvis hacia atrás (retroversión) y derrama el vaso de agua imaginario hacia tu ombligo. Relájate y vuelve a la posición inicial "natural de tu pelvis". Ahora mueve la pelvis hacia delante (anteversión) y el vaso de agua se derramará en dirección contraria, hacia tus piernas. Realiza estos movimientos mientras respiras conscientemente, notarás que no es cómodo tener la pelvis en cualquiera de estas dos posiciones, por lo que te supondrá un gran alivio cuando te relajes y vuelvas a la posición natural de tu columna, entre medias de las dos posiciones. Esta será tu postura neutra, tal y como hemos detallado en las imágenes anteriores.

Ahora ponte de pie y aplica ese conocimiento a la vertical, con las piernas separadas al ancho de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas balancea la pelvis suavemente hacia delante y hacia atrás hasta encontrar tu posición neutral, en la que te sentirás cómodo. Fíjate en las imágenes de abajo.


"Cuando la columna se curva todo el cuerpo se aleja de su alineamiento natural, del equilibrio".JOSEPH PILATES