viernes, 12 de abril de 2013

Dolor de espalda. Patología muscular

No siempre los problemas de la espalda son problemas de la columna vertebral. Afortunadamente muchas de las molestias referidas a la "espalda", están relacionadas con molestias musculares.
Puede tratarse de una contractura por un movimiento brusco que estira el músculo (distensión), un espasmo reflejo para protegerlo contra los movimientos destructivos (espasmo), una contractura por una sobrecarga postural mantenida (contractura), o un dolor difuso producido por un ejercicio continuado (por ejemplo de flexo extensión del tronco).


En la zona lumbar el problema muscular puede presentarse súbitamente en relación a un determinado gesto y sin apenas movimiento de la columna, como al tratar de alcanzar algo lejano con la mano y otros gestos similares durante la práctica del deporte. Otras veces la molestia aparece tras haber permanecido mucho tiempo en una misma postura estática, (frente al ordenador o dormidos en el sofá), o dinámica (una mudanza, labores domésticas o de limpieza que obligan a agacharse y levantarse -flexoextensión lumbar- varias veces).
Para asegurar que el problema es muscular debe haber hipersensibilidad al palpar el músculo afectado, y dolor en la contracción y estiramiento del músculo.
Los ejercicios empleados en el tratamiento y rehabilitación de los problemas musculares deben hacer que el músculo se contraiga isométricamente, luego concéntricamente y después se estire, empezando de una manera suave para ir aumentando la intensidad de ambas acciones. 
En Pilates existen multitud de ejercicios para activar cadenas musculares o músculos concretos y a continuación dentro del mismo ejercicio facilitar el estiramiento. La práctica del método debe estar enfocada a la reeducación de la salud postural de nuestros alumnos, trabajando para eliminar las tensiones y corregir la postura, estirar y fortalecer los músculos que protegen a la columna vertebral y son responsables de la salud de la espalda.
En estas patologías es importante la suma de otras terapias manuales, como masajes, estiramientos, digitopresión etc. y  de electroterapia (infrarojos, ultrasonidos) para acelerar la recuperación.
En este tipo de dolencias los músculos que suelen verse más afectados son los extensores de columna, cuadrado lumbar, piramidal y psoas. Hablaré de cada uno de ellos en otras entradas con mas detalle y ejercicios recomendados para su rehabilitación.
Fuente: Dr. Juan Bosco Calvo. Pilates terapéutico para la rehabilitación del aparato locomotor

Post relacionados: