miércoles, 17 de abril de 2013

Beneficios de la "posición neutral" en el método Pilates


En las clases de Pilates, se habla constantemente de "pelvis neutra" o "columna neutra". Se trata de la colocación ideal de la pelvis anatómicamente hablando, con respecto a la columna lumbar. Es la contracción equilibrada entre la parte anterior y posterior (abdominal y lumbar) de los músculos del centro energético.



Joseph Pilates no fue el primero en darse cuenta de la importancia de una postura correcta, pero sí en tomarse muchas molestias por concretar exactamente dónde está la diferencia.

Uno de los aspectos en los que insistió muchísimo es que una columna mal alineada a menudo se atribuye a la posición de la pelvis y de los músculos que la rodean.

Una pelvis inclinada hacia delante (anteversión) o hacia atrás (retroversión) hará presión sobre el músculo psoas que la recorre y que conecta el muslo con la columna, a su vez ayudará a tirar de la columna hacia un lado u otro, haciendo que se incline hacia delante o hacia detrás por compensación. Trabajar en posición neutra tiene muchas ventajas. La posición neutral previene de una tensión excesiva sobre los músculos, ligamentos y articulaciones, evitando lesiones de tipo ciático, hernias de disco, etc.


El método Pilates se centra mucho en la alineación de la pelvis porque es el centro de tu cuerpo. El modo de sostenerla afectará no solo a la postura, con el tiempo esta situación puede causar daño y dolor. La posición neutra aporta al cuerpo su punto de apoyo más sólido y con ello mayor fuerza, como ya hemos comentado reduce el estrés de todas las partes conectadas con la columna, incluidas articulaciones, tendones y ligamentos. Al tener la pelvis colocada en su posición ideal "neutra" estamos funcionando de la manera en que se supone debemos hacerlo ayudando a minimizar los riesgos de lesión. Es la posición ideal no solo en la clases de pilates, sino también en tu vida diaria.

Con el Método Pilates aprendemos a colocarla correctamente para poder trabajar todas las posiciones de una forma equilibrada y evitar lesiones. Con el tiempo serás capaz de reconocer la posición corporal correcta y de intentar mantenerla en los gestos del día a día.

Post relacionados:
Encuentra tu "posicion neutra" con el metodo Pilates