miércoles, 3 de abril de 2013

Activa tu suelo pélvico con el Método Pilates


El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad. Su debilitamiento provoca uno o varios de los siguientes trastornos: incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapsos (caída de los órganos intrabdominales) y disfunciones sexuales.




Las causas que debilitan el suelo pélvico son: 

  • Embarazo, por el peso del útero.
  • Parto, al pasar el bebé por la vagina.
  • Deportes, en especial los de saltos e impacto.
  • Menopausia, por los cambios hormonales que provocan perdida de flexibilidad e hipotonía.
  • Herencia, dos de cada diez mujeres tienen debilidad innata en los músculos del suelo pélvico.
  • Hábitos cotidianos como  retener la orina o vestir prendas muy ajustadas.
  • Otras causas como obesidad, estreñimiento, tos crónica, estrés,y otras.


El Método Pilates es una actividad física perfecta para fortalecer y equilibrar los músculos que rodean la región lumbopélvica, ya que la contracción del suelo pélvico forma parte de sus ejercicios. Entre estos músculos se encuentran los abdominales y el suelo pélvico, es decir los músculos que participan en la estabilidad del cuerpo, la sujección de las vísceras y en la incontinencia de la orina. 

El suelo pélvico debería estar fuerte y flexible al mismo tiempo. Ejercitarlo aporta valiosos beneficios físicos y psíquicos a nuestra salud. Incontinencia urinaria, hemorroides, estreñimiento, vaginismo o prolapso son algunas de las patologías o trastornos que encuentran en el Método Pilates un gran apoyo como complemento terapeútico. 


SUELO PELVICO