viernes, 15 de marzo de 2013

Patologías del disco intervetebral: Hernia discal

La hernia discal es una patología del disco intervertebral producida por una alteración degenerativa del anillo fibroso que llega a perder la resistencia y elasticidad  quebrándose y dando lugar a que disminuya la altura del espacio intervertebral. 
La lesión y la causa del dolor se debe a la ruptura total de las fibras del anillo fibroso que permiten que el  núcleo pulposo se escape a través de la pared exterior del disco (anillo). Suele ser posterolateral , pero también puede migrar hacia distal, proximal o medial, afectando a las raíces produciendo inflamación y compresión.

Comunmente la herrnia discal se encuentra en las vertebras cervicales y lumbares. Normalmente en esta última patología hay antecedentes de lumbago agudo previos, pero en el caso de la hernia el Test de Laségue será positivo, se producirá dolor al elevar la pierna en extensión.


Sintomatología
El dolor comienza de forma aguda o ya lleva tiempo creando episodios dolorosos. En un momento dado se hace más intenso y comienza a irradiarse hacia una de las extremidades inferiores por la cara posterior, ciática o por la cara  anterior, cruralgia,  a consecuencia del pinzamiento de la raíz nerviosa por la herniación del disco intervertebral. 
Dependiendo de las raíces afectadas hay una disminución de reflejos, así como dolor en la zona afectada (lumbar, zona posterior y lateral del muslo, de la pierna y el pie) continuo e intenso que aumenta con la maniobra de Valsalva (que aumenta la presión abdominal al toser o defecar). Aparecen también parestesias, hormigueo y falta de sensibilidad en las zonas distales. Mas rara vez aparecen trastornos motores como la atrofia muscular o la pérdida de fuerza.

Causas
Los factores que favorecen la hernia de disco son los traumatismos importantes o microtraumatismos de repetición,  la hiperlordosis lumbar, la edad por el envejecimiento de los discos, los trastornos posturales y los malos hábitos, patologías como la espondilolistesis (desplazamiento del cuerpo vertebral), o las fuerzas de compresión axial, siendo esta una de las causas más importantes de las hernias discales.

Tratamiento
La mayoría de los pacientes mejoran con el tratamiento conservador, que debe incluir medidas físicas como el reposo en fase aguda, fisioterapia, termoterapia, ozono y medidas farmacológicas como antiinflamatorios, analgésicos y relajantes musculares. En casos graves hay que recurrir a la cirugía.

Bibliografía: Pilates terapeutico para la rehabilitacion del aparato locomotor. Dr. Juan Bosco Calvo

Post relacionados: 
Lumbalgias y el método Pilates
Autoestiramientos recomendados en las lumbalgias
Ejercicios para aliviar el dolor lumbar
Patologías del disco intervertebral. Protusión discal