miércoles, 13 de marzo de 2013

Embarazo y el método Pilates parte I

Durante el período de gestación el organismo de la mujer experimenta un proceso biológico de adaptación , con importantes modificaciones anatómicas y fisiológicas que inciden sin duda en su calidad de vida y bienestar. En esta adaptación física y mental, la correcta alimentación, el ejercicio físico regular, la relajación y tranquilidad mental, cumplen un papel fundamental, ya que permiten sobrellevar de mejor manera los síntomas y malestar propios de este nuevo estado, así como minimizar los riesgos de eventuales complicaciones o patologías asociadas.

Diversos estudios han demostrado que las embarazadas que practican regularmente ejercicio, tienen entre otras ventajas, menos complicaciones y patologías propias de la gestación y asociadas a ella. Menos partos por cesárea, requieren de menos anestesia, parto más fisiológico y de menor duración y un post-parto más breve y con menos riesgo de patología.

No obstante, si bien es cierto que el ejercicio regular en el embarazo aporta beneficios considerables para la gestante, no es indiferente el tipo de ejercicio que se practique, ya que algunos de ellos pueden exponer a la embarazada y al bebé a serios riesgos. Se debe limitar durante el embarazo el ejercicio aeróbico de gran impacto y evitar los deportes y actividades que conllevan un riesgo de caidas y/o lesiones.

Por este motivo la práctica del Método Pilates, con la asistencia personal de un instructor cualificado, reúne todas las cualidades y requisitos para ser considerada, segura y eficiente para un embarazo saludable y un parto sin complicaciones.

Al tratarse de un programa de ejercicios ligeros diseñado para tonificar y fortalecer los músculos mediante un suave estiramiento, permite el acondicionamiento cardiovascular, fortalacer la musculatura, aumentar la flexibilidad, mejorar la postura, coordinación, respiración y concentración. A través de su práctica la mujer embarazada conocerá mejor su cuerpo y dominará conscientemente sus movimientos lo que contribuirá a disminuir la ansiedad propia de su estado, permitiéndole vivir y disfrutar este período de su vida de forma saludable.

Recomiendo a todas las embarazadas el Método Pilates por sus innumerables beneficios pero SIEMPRE bajo supervisión y autorización médica y en constante interacción con vuestro instructor.