lunes, 25 de marzo de 2013

Consejos para prevenir la hernia discal



A partir de los 25 años, los discos lumbares, "amortiguadores" que hay entre las vértebras de la columna, van envejeciendo y pueden llegar a comprimir los nervios, causando dolores de espalda. Evita una hernia discal siguiendo estos consejos para cuidar la columna:


Cuida tu higiene postural. Levantar los objetos pesados doblando las rodillas manteniendo la espalda recta. Caminar dejando caer el peso sobre los talones. Sentarse  sobre isquiones con la pelvis neutra de forma que se evite el hueco que se forma en la parte baja de la espalda. Usar calzado seguro  evitando tacones altos. Dormir sobre un colchón firme y duro, preferentemente boca arriba y de lado. Evitar permanecer muchas horas en la misma postura, bien sea sentado o de pie. 

Reduce los malos hábitos. Evitar el sedentarismo y el sobrepeso. El deporte es un gran aliado para la salud de nuestra espalda.  Mantener una hidratación adecuada para evitar la deshidratación del disco que agrava el deterioro vertebral. Evitar el tabaquismo, varios expertos en neurocirugía aseguran que el tabaco produce una disminución del contenido mineral del hueso, disminuye la saturación de oxígeno e interfiere en el metabolismo discal.

El método Pilates como alternativa preventiva. Lo realmente importante de este método son las posibilidades preventivas que nos ofrece. Es recomendable su práctica tanto para las personas sanas como las que ya tienen hernias discales, pero si se encuentra en este caso se debe informar al instructor para que le paute ejercicios específicos.