viernes, 1 de marzo de 2013

Pilates al teclado

Cualquier persona que trabaje muchas horas delante de un ordenador se arriesga a padecer lesiones y contracturas musculares. Aplicar Pilates en la oficina es una excelente manera de prevenir que dichos problemas lleguen a originarse. Trabajar muchas horas sobre un teclado provoca dolor en cuello, espalda y agarrotamiento en las manos, que  unos cuantos sencillos movimientos pueden aliviar.

Ya que tendemos a acumular tensión en los hombros empezaremos con estos sencillos ejercicios indicados para la movilidad articular del hombro para aliviar el dolor.
Sentado con la pelvis neutra, con los pies apoyados en el suelo y los hombros relajados pero no hundidos, dobla los codos y apoya las puntas de los dedos en los hombros. Ahora haz círculos hacia delante y hacia arriba de manera que los codos se toquen y repite 5/6 veces. Después levántalos por encima de las orejas de manera que queden paralelos a tus ojos, tira de ellos hacia atrás hasta que estén en línea con los hombros y luego hacia delante otra vez y repítelo otras 5/6 veces. Realiza la misma operación pero en dirección opuesta.


Ahora trabaja con los dedos, si has estado tecleando y trabajando con el ratón probablemente los tienes agarrotados y cansados. Para aliviar la tensión realiza estos ejercicios.
Empieza por poner las manos con la palma de las manos hacia arriba y lleva cada uno de los dedos hacia el pulgar hasta que se toquen, uno a uno, repite la secuencia varias veces. Ahora en la misma posición ve cerrando en abanico cada uno de los dedos hacia la palma de la mano hasta que quede cerrado en un puño alternado hacia un lado y hacia otro. Para terminar realiza un estiramiento dedo por dedo y una hiperextensión (con el dedo pulgar de la mano contrario empuja hacia atrás uno a uno).
Por ultimo haremos un trabajo de circunducción alternativa de las muñecas. Entrelaza las manos y haz giros hacia dentro y hacia fuera durante unos 20 segundos.

Aseguraté de alejarte del teclado con la frecuencia suficiente para darle a tu cuerpo un respiro. No necesitas dejar tu sitio para realizar estos sencillos ejercicios y relajar los músculos, movilizar las articulaciones y sobre todo aliviar la tensión.

Otro día os hablaré de más ejercicios para aliviar la tensión muscular del cuello y la espalda.