viernes, 8 de febrero de 2013

Método Pilates y Escoliosis parte I


La escoliosis es una desviación lateral de la columna asociada a una rotación. Es la deformidad del raquis más conocida. Se trata de una deformación de la columna en el plano frontal, que en ocasiones genera desviaciones mínimas sin trascendencia funcional ni estética, pero en otras ocasiones la deformidad puede ser tan exagerada que puede ocasionar complicaciones cardiovasculares y alteraciones de la biomecánica del cuerpo.

Vista desde el frente, la columna de una persona con esta patología tiene un aspecto de "S", pero tridimensionalmente se asemeja a una hélice, incluyendo la rotación vertebral que da lugar a la aparición de una giba generalmente dorsal.


Aproximadamente tres de cada cien personas tiene algún tipo de escoliosis, pero para la gran mayoría no genera ningún problema. En un porcentaje reducido de personas con escoliosis, la curva o desviación empeora con el crecimiento y es posible que necesiten un corsé o una operación para corregirla. La mayoría de tipos de escoliosis son de tipo idiopático (origen desconocido) y afecta mas a las niñas que a los niños.



Podemos diferenciar la escoliosis estructurada, cuando la curvatura  está asociada a la rotación vertebral y la aparición de una giba dorsal con carácter irreductible y la escoliosis no estructurada o actitud escoliótica que no está asociada a la rotación vertebral ni a la aparición de la giba, y que además puede desaparecer con la reeducación postural y la elongación axial. 

Fuente: Pilates Terapeutico para la Rehabilitación del aparato locomotor.-Dr. Juan Bosco Calvo

Método Pilates y Escoliosis
En primer lugar dejar muy claro que los monitores de Pilates que no son profesionales de la salud no deben intentar corregir la escoliosis para eso están los médicos y fisioterapeutas. La función del instructor es trabajar con el alumno para mejorar la alineación del tronco, ayudando a reequilibrar el cuerpo mediante la reeducación postural, lo que hace disminuir y en algunos casos desaparecer los dolores derivados de la enfermedad.
El tratamiento con el método Pilates está indicado siempre como ejercicio saludable, pero sobre todo en las escoliosis evolutivas, ya que se trata de crear un corsé natural que ayude a mejorar la postura por la actitud del paciente, estabilizando o retardando la evolución de las curvas y alargando y corrigiendo la columna. En todo caso Pilates sirve de apoyo a los tratamientos de rehabilitación que se sigan en la escoliosis.

Puedes ver la segunda parte de Método Pilates y escoliosis pinchando aqui