miércoles, 20 de febrero de 2013

Aprende a conectar el power house o centro de energía con Pilates

Inhala para preparar y al exhalar conecta el centro y... Así es como comienzo las indicaciones para ejecutar cualquier ejercicio de Pilates y no paro de insistir en ello durante toda la clase. Pero... ¿Por qué insistimos tanto en mantener conectado el power house o mansión del poder como lo llamo Joseph Pilates?

La conexión hace referencia a la sinergia en la colocación de distintas partes del tronco, como la pelvis, las costillas y la cintura escapular. Esto implica una activación consciente de la musculatura del power house para estabilizar el tronco y evitar desplazamientos innecesarios de la columna cuando movemos los miembros, especialmente  las lumbares que no están diseñadas para la rotación y por lo tanto "sufren" con los movimientos de rotación, inclinación y flexoextensión de la pelvis, por ejemplo cuando caminamos, nos levantamos de una silla o  subimos escaleras. En consecuencia todos los movimientos deben iniciarse siempre desde un centro bien conectado con lo que el movimiento será más seguro, estable y ágil.


Ejercicio para conectar el power house
A continuación os indico un ejercicio con el que trabajo en mis clases para que mis alumnos aprendan a descubrir su centro, y así poder mantenerlo conectado durante la ejecución de los ejercicios.

El ascensor:Tumbado en supino (o de pie), imagina que en tu suelo pélvico hay un ascensor y para conectar el centro debes ir  subiéndolo en tres etapas hasta llegar a las costillas. Inhala llevando el aire hacia las costillas y la espalda, al exhalar sube el ascensor del suelo pélvico, primer piso  hasta el ombligo, segundo piso tirando de la musculatura hacia arriba y hacia dentro. En esta etapa debes sentir que el transverso abdominal se ha activado. Continúa subiendo hasta el el tercer y último piso, las costillas y allí termina de soltar el aire completamente, exprimiendo tus pulmones, cerrando las costillas y derritiendo el esternón. Ahora tu centro esta conectado y puedes empezar a realizar los ejercicios con total  estabilidad y control.
Para sentir mejor lo que ocurre cuando conectas el centro, coloca el dedo pulgar en la última costilla y el meñique en la cresta iliaca de la pelvis, al realizar el ejercicio del ascensor podrás comprobar como el espacio entre ambos dedos se reduce por al aproximación de la caja torácica a la pelvis. Puedes sentir también como se activa tu transverso abdominal si colocas las manos en forma de diamiante sobre el pubis, al realizar el ejercicio notarás que se aleja ligeramente de tus manos.


Conexión caja torácica
                            
Activación transverso abdominal
                                 
Respira, conecta y siente.... ¡estás haciendo Pilates!