viernes, 21 de diciembre de 2012

Lumbalgias y el método Pilates



La lumbalgía es el conjunto de síntomas que causan dolor en la parte baja de la espalda .Se trata de una dolencia debida a alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral como ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. Sin embargo la mayoría son de origen músculo-esquelético,que  generalmente obedecen al poco cuidado que damos a nuestra columna vertebral, base de soporte de todo nuestro cuerpo, como un sobre esfuerzo o una mala postura mantenida.


Cuando estas alteraciones se producen en la columna vertebral, la dolencia se denomina de diferentes formas según sea la estructura afectada: *Os hablare de cada una de ellas detalladamente en otras publicaciones:

martes, 18 de diciembre de 2012

Aprendiendo a Respirar con Pilates

Respirar correctamente es algo que se da por supuesto, después de todo es una función fisiológica sin la cual estaríamos muertos ¿verdad?. Por ese motivo puede llegar a sorprender el hecho de que saber respirar mejor es uno de los Principios fundamentales de Pilates. La mayoría de las veces respiramos de una manera bastante superficial, usando sólo parte de nuestra capacidad real. Para practicar Pilates tal vez tengas que volver a aprender a respirar, de una forma consciente y voluntaria. Al inspirar, solemos expandir la parte superior del pecho. Necesitamos aprender a respirar llevando el aire hacia la espalda y expandiendo las costillas a los lados, utilizando toda nuestra capacidad pulmonar y el diafragma. Respirar es mucho más que subir y bajar la caja torácica.

lunes, 10 de diciembre de 2012

La importancia del "Como" en Pilates

El método Pilates es un "concepto de ejercicio" que se debe aprender en sucesivas etapas de mayor a menor complejidad. Joseph Pilates inventó y desarrolló estos ejercicios no como una simple secuencia de movimientos mecánicos, sino como una forma de mantener el control de la mente sobre los movimientos, una auténtica conexión mente-cuerpo. Lo más importante no son los ejercicios en sí, sino "como se hacen". Calidad frente a cantidad.

Cada persona tiene unas necesidades de movimiento diferentes por lo que es muy importante la progresión adecuada en la enseñanza el método : un ejercicio hecho antes de un tiempo de preparación puede producir una lesión. Además para saber los ejercicios que se deben enseñar o mejor aún que se deben evitar, hay que tener en cuenta las circunstancias físicas personales del alumno y los factores que han podido influir en su dolencia.

De la misma manera que bien realizado Pilates es una fuente de salud, mal enseñado puede ser causa de lesiones como consecuencia de la inapropiada realización de los ejercicios por no respetar los principios del método, bien porque no se corrijan los defectos de ejecución del ejercicio, bien porque el ejercicio no este adaptado a la persona o porque se haga con demasiada intensidad.

Desgraciadamente el "boom" mediático de los últimos años hace que no se tengan en cuenta las consecuencias que Pilates puede originar cuando no está bien dirigido.

El resultado ante la avalancha de clientes demandando clases de Pilates en los gimnasios o en los centros culturales de los ayuntamientos, asociaciones de vecinos, etc, es que en este tipo de clases tan masificadas, no se produzcan los efectos beneficiosos de Pilates o peor aún que aparezcan molestias y dolores más o menos graves con alto riesgo de lesionarse. No se practica Pilates, sino una serie de movimientos inocuos que para mucha gente es suficiente pués nunca han hecho ejercicio, pero que cuando toman una clase con un profesional bien formado aprecian la diferencia y notan enseguida los resultados. Es hay donde se definen los centros de calidad.

Afortunadamente la aparición de lesiones como consecuencia de hacer Pilates no es en absoluto frecuente, al menos en los centros donde se trabaja con monitores bien formados que se actualizan con formación continua y que ofrecen una atención personalizada o en grupos reducidos (máximo 8 personas).

En resumen, a la hora de elegir vuestro centro de Pilates, debeís tener muy en cuenta que no se puede dirigir, corregir o proporcionar ejercicios beneficiosos a cada alumno cuando se supera este número de alumnos por lo que el riesgo de aprender cualquier cosa peligrosa bajo el nombre de Pilates es muy grande.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Practicar el método Pilates te cambiara la vida

Pilates me ha cambiado la vida!!!. Mi  mayor deseo es poder transmitirte desde este blog, aunque sólo sea una pequeña parte de los infinitos beneficios que ofrece el método Pilates.

Cuando comence a prácticar el  método Pilates,  hace ya más de diez años, apenas se conocía en España. Hoy en día se ha situado en la cima de la popularidad por sus innumerables beneficios para la salud más que constatados y recomendados por los expertos en el campo de la fisioterapia y la salud.

Mi ajetreado ritmo de vida y mi profesión por aquel entonces me llevaron a mi primer contacto con esta gimnasia, debido a las molestias que el estrés y las malas posturas me ocasionaban (dolor de espalda, contracturas..). Al terminar mi primera sesión de Pilates me sentí rebosante de energía y centrada. Después de tres sesiones empece a notar que algo había cambiado. Había desarrollado un sentido del equilibrio y una fuerza que no tenía antes de ejercitarme en esta práctica, sentía que controlaba mi interior y todas las partes del cuerpo, y que podía moverlo de la forma que yo deseaba. Descubrí que mi cuerpo se fortalecía y que las molestias de espalda  desaparecieron  y  mi estado de salud en general era mucho mejor, también mi mente estaba mucho mas centrada y relajada. Desde entonces siempre he creído en Pilates.

Esta gimnasia te puede cambiar la vida y te la cambiará
Con tres o cuatro sesiones semanales puedes estar en forma, endurecer esas zonas flácidas, fortalecer tu columna y flexibilizar tu musculatura, aliviar el dolor, reducir  de forma notable el estrés y sentirte mucho más tranquilo y relajado ¿se te ocurre algo que pueda impedirte hacerlo? Hazte un gran regalo a tí mismo: una hora de Pilates al día. Te sentiras más centrado y saludable y tu vida se simplificará. Una hora de práctica Pilates será una hora muy productiva invertida en tu mejora personal.

Hace más de 10 años que practico Pilates a diario y jamás lo he considerado repetitivo o aburrido. Siempre que lo hago me siento mejor que la primera vez. He descubierto que este método es uno de los mejores regalos que he recibido. Es el regalo que me hago a diario. Te lo transmito con la esperanza de que convierta, también para tí, en un tesoro diario.