viernes, 21 de diciembre de 2012

Lumbalgias y el método Pilates



La lumbalgía es el conjunto de síntomas que causan dolor en la parte baja de la espalda .Se trata de una dolencia debida a alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral como ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. Sin embargo la mayoría son de origen músculo-esquelético,que  generalmente obedecen al poco cuidado que damos a nuestra columna vertebral, base de soporte de todo nuestro cuerpo, como un sobre esfuerzo o una mala postura mantenida.


Cuando estas alteraciones se producen en la columna vertebral, la dolencia se denomina de diferentes formas según sea la estructura afectada: *Os hablare de cada una de ellas detalladamente en otras publicaciones:


  • Patologías del disco intervetebral (Esguinces, hernias, protusiones, discopatías degenerativas)
  • Patologías articulares: (Esguinces que provocan bloqueos localizados o inestabilidades, Sacroileítis)
  • Patologías musculares (Extensores de columna. dorsal ancho, cuadrado lumbar, psoas, piramidal)
  • Fracturas (por aplastamiento del cuerpo vertebral, Espondilólisis, Espondilolistesis) 
  • Compresiones mecánicas (Estenosis del canal)
  • Síndromes degenerativos:  (Osteoporosis, Artrosis articular o discal.)
  • Síndromes inflamatorios:  (Espondiloartritis)
  • Síndromes posquirúrgicos (Rigidez y fibrosis)
Como hemos visto la patología lumbar es difícil de diagnosticar, por ello en el método Pilates nos debemos guiar por un sencillo criterio: pensar en como se ha producido el dolor, que estructuras ha afectado, y que acciones terapéuticas deben emprenderse y en que orden para conseguir un resultado satisfactorio, Se ha comprobado científicamente que en todos estos casos mencionados, el trabajo físico con ejercicios específicos como los del método Pilates, orientados a fortalecer la musculatura estabilizadora de la columna, realizados de forma periódica, es capaz de devolver la estabilidad a la columna eliminando el dolor, mejorando su funcionalidad y deteniendo el proceso degenerativo, e incluso con retroceso de algunos signos como reducción de la magnitud de las hernias y de las protusiones discales. 

En resumen la técnica del método Pilates con una orientación profesional adecuada, nos  ayudará a paliar, prevenir y mejorar los síntomas provocados por una dolencia que la gran mayoría de la población mundial ha sufrido, esta sufriendo, o sufrirá.

Tipos de lumbalgías:

Agudas: Se producen de manera puntual, normalmente por sobrecarga al levantar un peso de forma inadecuada o por movimientos repetitivos o violentos de flexo-extensión de la espalda. Suele producir una sensación como de "quedarse clavado en el sitio" sin posibilidad de realizar movimientos de tronco notando en ocasiones un "chasquido". El dolor no suele ser intenso con una duración aproximada de una o dos semanas.
















Crónicas: Cuando el dolor se prolonga uno o dos meses o incluso más podemos hablar de lumbago crónico. Este no aparece de una forma repentina sino que va instaurándose poco a poco hasta que se hace evidente. Normalmente ocasionado por anomalías estructurales de la columna vertebral que nos llevan a recaídas continuas con dolor lumbar.

Rehabilitación de la patología lumbar con el método Pilates


Lumbalgias agudas: Las primeras medidas a tomar son la inmovilización y los antiinflamatorios para reducir la inflamación. A partir de las 24 horas cuando hayan desaparecido los síntomas agudos comenzamos con ejercicios de Pilates para flexibilizar y tonificar la zona, el alargamiento de la columna y la estabilización lumbopélvica, Posteriormente reforzaremos la musculatura de la espalda y mejoraremos la movilidad articular. Finalmente buscaremos la integración funcional del movimiento para adecuarlo a las circunstancias personales y habituales de cada persona. En todo este proceso iremos incluyendo la estimulación de la propiocepción mediante la ayuda de diferentes complementos: balones, pelotas y cilindro de espuma.

Lumbalgia crónica: En este caso se debe elaborar una tabla de ejercicios específicos  más adecuados para cada patología, como los estiramientos de la musculatura que se encuentre acortada, el fortalecimiento del tronco y de la musculatura de la cadera, así como el aprendizaje de la activación del transverso del abdomen y de los multífidos lumbares. 

Fuente: Pilates terapeutico para la rehabilitacion del aparato locomotor. Dr. Juan Bosco

Algunos de los Ejercicios Pilates recomendados en patologías lumbares: Pelvis curl, Roll up, Side to side, Mermaid, Chest Lift, Gato, Spine Stretch, Piramide, Plegaria o Rest Pose.
Próximamente incluiré algunos ejercicios y estiramientos que podréis hacer en casa para aliviar un poquito el dolor lumbar.