viernes, 16 de junio de 2017

Fascial Fitness: Remodelar el tejido fascial a través del movimiento


Si leíste el artículo "El sistema fascial. Envueltos y conectados por un tejido vivo, altamente adaptable y con mucha movilidad", recordarás que la fascia es una estructura de tejido conectivo fibroso muy resistente, que se extiende por todo el cuerpo, como una red tridimensional, conectando y envolviendo todas las estructuras corporales, y a la vez, separándolas entre sí, que cumple funciones muy importantes, en la biomecánica y metabolismo corporal, que está poblada de receptores y terminaciones nerviosas, y por lo tanto, es sensible al movimiento y estimulable a través del mismo. Hoy voy a contarte como podemos y debemos entrenarlo, a través del movimiento, para fortalecerlo y mejorar su remodelación.

Desde que en el año 2007, investigadores como Tom Myers, Robert Schleip, Divo Müller y Wilbour Kelsick, presentaran en el primer Congreso de Investigación Fascial internacional, sus hallazgos sobre la importancia de la fascia,  para el movimiento del ser humano, empieza a hablarse de un tejido vivo, altamente adaptable, y con mucha movilidad, que puede ser estimulado específicamente con ejercicios activos, con un objetivo muy claro, remodelar el tejido fascial a través del movimiento. y convertirlo en un tejido conectivo, elástico, resistente y flexible.

Esta evidencia de que la fascia es más que un recubrimiento muscular, lleva a profesionales de la salud y el movimiento, a desarrollar  la idea de "entrenar las fascias". ¿Por qué no tener en cuenta este tejido, habiendo quedado demostrado, que la fascia se adapta y cambia su arquitectura en función de las demandas a las que se le somete. Que está viva y tiene gran influencia en la transmisión de fuerzas en nuestros músculos y articulaciones, en nuestros movimientos, en nuestra postura, nuestra propiocepción y nuestra sensación de dolor? 

jueves, 11 de mayo de 2017

La movilidad de la columna en rotación

Como ya te contaba en esta entrada, nuestra  columna vertebral, no es un pedazo de hueso recto y duro, sino un fascinante conjunto de partes móviles que nos sirve de sostén. No se trata de una estructura rígida, sino de una serie móvil de vértebras, que pueden moverse hacia delante, hacia detrás y hacia los lados, y rotar hacia la derecha y hacia la izquierda. conectadas por varias capas de músculos que enlazan una vértebra con otra a lo largo de toda la extensión de la columna.

Podemos moverla en tres planos generales, lateroflexión o inclinación lateral, flexo-extensión, y rotación, aunque no tenemos la misma movilidad en todas los segmentos de la columna. Existen segmentos vertebrales con poca movilidad o hipomóviles, que generan demasiada movilidad, o hipermovilidad, de los segmentos contiguos, que en general, suelen coincidir con charnelas o vértebras de transición, forzando su mecánica, aunque estas "adaptaciones" de la columna, también pueden producirse por otras causas y no son las mismas en todas las personas.

Todos los movimientos son igual de importantes para la salud de nuestro raquis, aunque hoy vamos a centrarnos en uno de los que están considerados como "movimientos peligrosos", pero que nuestra columna realiza a diario, multitud de veces y  en infinidad de gestos cotidianos y de actividades deportivas, como la natación o el tenis. La rotación, un movimiento presente en todas las clases de Pilates.

jueves, 16 de marzo de 2017

El sistema fascial. Envueltos y conectados por un tejido vivo, altamente adaptable y con mucha movilidad.


Hoy quiero hablaros sobre el tejido conectivo, más resistente, fuerte y elástico de nuestro cuerpo: la fascia, y de como podemos y debemos entrenarlo, a través del movimiento, aprovechando sus propiedades elásticas de retroceso, fortaleciéndolo y mejorando su remodelación.

Hace un mes realicé una formación, basada en el entrenamiento fascial, con Daniela Meinl "Fascial Fitness Master Trainer", que no me dejó indiferente. Después de haber procesado y puesto en práctica, todo lo que aprendí en este curso de Fascial Fitness, me gustaría haceros un pequeño resumen del fascinante y cada vez, menos desconocido, mundo de la fascia y de la importancia de mejorar las propiedades funcionales de un tejido que, no sólo conecta y envuelve todas las partes de nuestro cuerpo, sino que también es el mayor órgano sensorial, poblado de receptores y terminaciones nerviosas, y por lo tanto, sensible al movimiento y estimulable a través del mismo. 

jueves, 16 de febrero de 2017

Te presento a tu pelvis



En Pilates, damos mucha importancia a la cintura pélvica, al tratarse de una zona muy ligada al primer power house, donde debemos trabajar mucho la estabilidad. Uno de los aspectos en los que Joseph Pilates insistió muchísimo, es que una columna mal alineada, a menudo se atribuye a la posición de la pelvis y de los músculos que la rodean. Es por ello que el trabajo de la estabilidad lumbopélvica, sea una de las esencias del método Pilates. En las clases, se habla constantemente de la pelvis, las crestas ilíacas, el pubis, los isquiones... como referencias anatómicas para ayudar, al alumno, en su correcta colocación.

Como ya hice en su día con la columna vertebral, me parece interesante presentarte brevemente, la cintura pélvica, realizando un recorrido por su estructura y funcionamiento, sin extenderme demasiado, ni perderme en tecnicismos. No quiero aburrirte, escribiendo un artículo con un montón de conceptos anatómicos, de esos puedes encontrar cientos en internet, o en cualquier libro de anatomía. Lo que pretendo con esta entrada, es que seas capaz de visualizar tu pelvis de manera clara y sencilla, con el convencimiento de que tener una percepción más profunda de esta parte de tu cuerpo,  puede ser una magnifica herramienta para la comprensión de su movimiento.

Vamos a empezar por dibujarla

jueves, 26 de enero de 2017

8 Razones para mover el esqueleto



El cuerpo humano es una máquina asombrosa, perfectamente diseñada para el movimiento. Para que todo funcione correctamente, poseemos, diversos sistemas y aparatos. Uno de ellos, es nuestro aparato locomotor, encargado de controlar el movimiento, la flexibilidad, la fuerza, la coordinación y el equilibrio. 

Formado por los huesos, las articulaciones y los músculos, ligamentos y tendones, esta potente máquina necesita un buen mantenimiento para mantenerse saludable durante toda la vida. Además de ser la estructura de sostén de nuestro cuerpo, sirve de protección y escudo a órganos como el cerebro o los pulmones. Al estar diseñado para moverse,  la inactividad reduce las posibilidades que tiene de sentirse bien. 

Aquí tienes algunas poderosas razones que te harán saltar del sillón y empezar a mover el esqueleto.

jueves, 19 de enero de 2017

Los básicos de Pilates: The hip circles (Circulos de cadera con las piernas estiradas)




Otro excelente e intenso ejercicio de nivel avanzado, que produce un estiramiento global de la cadena posterior y mejora la rotación del tronco. Aumenta la fuerza y resistencia abdominal, trabajando al máximo el control, la precisión y la disociación entre tren superior e inferior. Se trata de un ejercicio muy avanzado que exige un control y una técnica excelentes, por lo tanto para realizarlo sin ningún riesgo, debemos empezar por sus modificaciones, hasta dominar todas las claves.

viernes, 13 de enero de 2017

El método Pilates: Una forma de vida para conseguir "el bienestar"


Bienestar: "Estado de la persona cuyas condiciones físicas y mentales le proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad"


Os he contado en numerosas ocasiones cuales son los beneficios que nos aporta la practica del método pilates,  sus efectos sobre la salud, la postura, la mente;  como mejora la calidad de vida de personas de diferentes edades; mayores, niños... y/o con distintas necesidades; embarazadas, con hernias discales, escoliosis... incluso, como puede mejorar el rendimiento deportivo. 

Muchas capacidades, que intervienen directamente y de manera muy positiva en nuestro "bienestar" mejoran significativamente, al utilizar el movimiento como medio para lograrlo. El método Pilates, mejora la capacidad respiratoria y cardiovascular, aumenta la fuerza, la flexibilidad y la movilidad articular, el equilibrio, la coordinación, la agilidad... todas ellas, capacidades necesarias para conseguir una armonía mente-cuerpo, que nos permita controlar nuestra actividad física desde la mente, convirtiendo de esta manera el ejercicio, en un medio para conseguir "bienestar". Pero para ello debe existir un cambio de actitud, una disciplina, una constancia, que permita, que los logros anteriores se vayan consolidando.